Bienvenido a Aetérnum

Generaciones de exploradores han sentido la llamada de las historias de leyenda de Aetérnum, la frontera sobrenatural. Esta tierra, rica en una poderosa sustancia conocida como Azoth, es considerada por muchos la fuente de la vida eterna, y ha atraído a sus costas tanto a los puros de corazón como a los más malvados.

Estos intrépidos aventureros son asediados constantemente por fuerzas malignas: unas criaturas humanoides deformadas por obra de un perverso elemento, la Corrupción. Como su nombre indica, esta corrompe toda la vida con la que se cruza en su camino de varias formas, según el grado de exposición y la constitución del huésped. Algunos se convierten en cáscaras bestiales, mientras que otros adquieren un poder inimaginable.

Cuando no se están enfrentando a los Corruptos, los exploradores deben resistir los embistes de compañías rivales de humanos que también buscan explotar Aetérnum. En New World, la vida es una dura prueba de supervivencia, y solo aquellos dotados de arrojo e ingenio podrán combatir la oscuridad que se aproxima.